viernes

Las gaviotas


Con la espuma del mar

prendida entre sus alas,

peregrinan las gaviotas

tierra adentro,

ondean con el viento gélido

por las vertientes,

cuelgan en las cumbres

un manto de nieve.

Sobrevuelan el río,

encrespada esta el agua…

parece la mar salada.

errantes campesinas tornan

por unos días

sembrando los campos de blancura.

11 comentarios:

Liliana G. dijo...

Leo tus versos y veo a esas gaviotas, y así las disfruto, como el maravilloso tributo que le has rendido a la naturaleza.

Hermoso poema, querida Charo.

Un beso enorme y de todo corazón :)

Poetiza dijo...

Hola, hermoso poema lleno de tu sentir. Un placer leerte. Besos, cuidate.

Rosario Robredo dijo...

Es hermoso ver las gaviotas tierra adentro.
Gracias por tu visita Liliana, de todo corazón!

Besos

Rosario Robredo dijo...

Hola Poetiza, gracias por tu comentario.
es un placer encontrarte!

Besos

Cielo dijo...

Ummm gaviotas que no vuelan o que vuelan a ras de las olas, observar eso, es poesía como tú lo has conseguido.

Un besote.

Rosario Robredo dijo...

Gracias Cielo, es un placer leer tu comentario.

Besos

Trovator dijo...

Desde Juan Salvador Gaviota hasta el día de hoy, aves tan majestuosas y tan llenas de sorpresa, para nosotros :)

Un abrazo!

Rosario Robredo dijo...

Como Juan Salvador Gaviota, estas gaviotas tienen ferviente pasión por volar.
Gracias tu visita Trovator.

Un abrazo!

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Hermosa imagen: siembran los campos de blancura...Un beso. Te leo con gran gratificaci´´on.

Rosario Robredo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosario Robredo dijo...

Gracias por tus palabras Carlos, es un placer recibirte.


Un beso