jueves

Los falsos amores

 
Sólo el rayo con su fuerza
quebró al roble que

majestuoso crecía
en la pradera.

Solo los falsos amores
quebrantan al alma
 

y  la condenan
a muerte.

Solo la aurora con su luz
condena la noche al sueño
afirmando el esplendor
de la mañana.
 
Deseo reponer esta entrada, publicada  por primera vez  en el 2009

2 comentarios:

ReltiH dijo...

TIENES TODA LA RAZÓN. UN PLANTEAMIENTO MUY CERTERO. MIS FELICITACIONES.
BESOS

Liliana G. dijo...

¡Precioso, Charo! No conocía este poema, me alegro que lo hayas vuelto a publicar. Tus versos tienen la fuerza de la convicción y la calidez de tus metáforas. ¡Enhorabuena, querida amiga!

Besos