martes

Pajarillo herido


A ti pajarillo herido

que me has visto caminar

no sabes que las penas de la vida

se marchitan al andar,

despliega el pétalo

 la flor en el almendro

tras largo penar.

Arremolina el viento la tristeza

 entre tus alas al volar,

por eso deja

 que el aire fresco de la mañana

acaricie tu pecho entristecido
       

y rompe a cantar.

3 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Ahora que traes a colación al pajarillo, por el patio de mis casa se cuelan a picar los maceteros pajaritos diversos, pero su mayor algarabía la de la mañana, despertar entrada el alba. Bello como tú, este sentido y lírico poema.
Un abrazo. Carlos

Mily Murillo dijo...

Y que lleguen los pajarillos al jardín de nuestras penas, que se lleven en sus alas todas las tristezas...

Besos y un cálido abrazo.

ReltiH dijo...

SE SIENTE EN TUS LETRAS QUE ERES UNA NIÑA MUY DULCE.
UN ABRAZO