martes

Clavados mis pies en la arena


Clavados mis pies en la arena

noche y día envuelven mi vida.

Si no hubiera oscurecido

la senda al caminar,

hoy no renacerían trémulas

las palabras de mi penar.

En las noches cálidas

observo  el fulgor de las estrellas,

y  yo queriendo abrazarlas.

Rompo esperanzas.

Llenando mi alma de melancolía.

4 comentarios:

Trovator dijo...

A pesar de que los pies estén clavados en la arena mostrándonos un cruento horizonte del que no podemos escapar... ya vendrá el agua a suavizar donde pisamos, podremos darnos la vuelta y caminar hacia otro horizonte, hacia el sol...

Un abrazo!

Poetiza dijo...

Bella melancolia en versos amiga. Un placer leerte. Cuidate.

Alma Mateos Taborda dijo...

Maravilloso poema nostálgico pero lleno de luz. me encantó tu blog y te sigo. Un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Me hiciste recordar cuando era niño, y en mi imaginario febril creía que podía coger las estrellas que a montones se presentaban en el cielo nocturno, de un pueblo ensoñador, llamado Barichara. UN abrazo, y mis mayores afectos, <a pesar de la distancia. Carlos